Search
  • Eduardo Serrano

Pura vida y feliz año nuevo desde Berlín.


Seis meses se cumplen precisamente a inicios de enero del 2019, seis meses de aprendizaje diario donde cada día realmente tiene algo más que especial.

He vivido por seis meses en Berlín, Alemania,una ciudad llena de historia con mucho por hacer, estos meses el tiempo se ha puesto un poco más oscuro y frío; para un labriego sencillo proveniente de Costa Rica, estas temperaturas son muy frías y los días muy pesados. Estamos solo iniciando el invierno, pero en la mayoría de los días, la temperatura apenas alcanza -5 grados Celsius. Además el frío es algo que no tenía en mi cabeza.Los días tienen menos luz y las horas de luz adquieren un valor incalculable. Son jornadas donde el sol amanece a las 8:15 Uhr y todo oscurece a las 16:00 Uhr. Sin embargo, esta vida se construye con fe y experiencias, así que esta experiencia es increíble para el crecimiento personal.

Por otra parte y dejando el frío a un lado,les comento que las fiestas de fin de año del 2018 fueron muy especiales.Por lo general, Berlín es una ciudad gris,pero en la navidad todo se llenó de luz.Hubo mucho por hacer en sus famosos mercados navideños donde por supuesto se debe beber el glühwein para calentar un poco el cuerpo. El glühwein es un vino tinto pero lo sirven bien caliente y en tazas muy interesantes con singulares diseños.

Estos tipos de mercados son muy famosos en toda Europa y hacen que las ciudades sean más cálidas y llenas de vida en temporadas donde el frío y la oscuridad se adueña de la ciudad.En los mercados navideños, encontramos pequeños quioscos muy rústicos, decorados con luces de navidad en donde se venden llamativos platillos de comida, souvenirs o en algunos casos venden ropa para el invierno. Este tipo de mercado me gustó mucho por su sencillez y lo bonita que hace ver la ciudad.

Navidad en Alemania.

Además tuve la oportunidad de vivir una típica navidad alemana con la familia Batke que me enseñó como celebrar esta fecha importante al estilo alemán. Desde el inicio de diciembre,la familia Batke me sorprendió con un calendario de adviento que compartí con un joven iraquí que vive en mi apartamento.

Después ocurrió la llegada de Nikolaus, que según la tradición,deja chocolates en los zapatos de los niños.Por eso los niños un día antes limpian sus zapatos y los dejan en la orilla de la puerta para que estén bien limpios para la llegada de Nikolaus el 06 de diciembre.A mí me dejó mis chocolates y un pequeño regalito en los zapatos. Se espera con ansias la Nochebuena que se celebra el día 24 de diciembre con una cena muy interesante,dando paso para abrir los regalos que están bajo del árbol de Navidad. Es importante mencionar que en Alemania,la mayoría de las personas solo trabajan mediodía del 24 de diciembre y tienen libre el 25 y 26 de diciembre. El 25 de diciembre se celebra con un desayuno en familia y luego en la noche una cena especial.Usualmente se cena algo bien típico.En mi caso,cenamos pato al horno que estuvo delicioso.

Para mí,la navidad fue un gran tiempo muy diferente a los días soleados en la playa que siempre he compartido con amigos en Costa Rica. Fueron días muy especiales,cargados de luz.

Cabe mencionar que Alemania tiene una historia muy antigua,y dependiendo en que parte de Alemania te encuentres,puedes encontrar diferentes tradiciones para las fiestas de fin de año. En Berlín, el 31 de diciembre fue una fiesta total.En las calles habían muchas personas con juegos de pólvora ya que solamente es legal ahí para esta fecha. Miles y miles de juegos artificiales se veían en todo Berlín..Fue un buen momento recibir el año en la capital alemana.

Con el inicio del año, nuevas experiencias vendrán con grandes oportunidades en un país que ofrece mucho para el crecimiento personal. Desde Berlín,Alemania,les deseo a todas y a todos un feliz año nuevo y que esté cargado de muchos éxitos.

¡Pura vida!

24 views0 comments

Recent Posts

See All