Search
  • Cristel Bermudez

El detrás de un sueño.

No era un simple sueño ese de ir Alemania el que yo tenía, iba más allá, yo deseaba poder caminar por aquellas calles que mucha historia cuentan, siempre había dicho “cuando yo sea grande iré a Alemania”, pero realmente cuando un sueño se cumple; vienen muchos sentimientos adjuntos, de esto quiero hablarles.

Una vez llegada a Berlín mis emociones comenzaron a surgir como un desfile con un sin fin de colores, los sentimientos que surgían al pensar que estaba muy lejos de mi país, familia y amigos, al pensar que tenía que hacer nuevos amigos, conocer nueva cultura y practicar otro idioma. Sin embargo en la otra mano estaba ansiosa por descubrir lo que me esperaba en este año de voluntariado acá.

Y por más asombroso que todo parecía; el choque cultural fue acaparando lo hermoso y hubo momentos en los cuales no podía creer que estaba acá, momentos en los cuales quise tomar un camino y llegar a mi país Costa Rica y ver a mi familia, esos fueron los momentos difíciles que creo a los que hemos viajado nos ha pasado que al estar algún tiempo lejos de casa, nos provoca salir corriendo a casa.

Para mi dicha esto no fue más que un corto periodo en el cual aprendí mucho a canalizar mis emociones y a ser resistente ante las situaciones difíciles, por más que costara, pues entenderán que mi cultura es caliente y comprensiva, acá es muy difícil pero ojo no imposible encontrar personas así, que para bendición las he hallado y vaya que me ha ayudado, sin embargo en general el frío cultural se ha hecho notar en las calles.

Poco a poco el tiempo fue mejorando y me fui sintiendo muy bien en el trabajo, en la casa y en las calles berlinesas, conocer nuevas personas y relacionarme más me ha ayudado a desenvolverme, ahora disfruto más del transporte público sin tener la preocupación de si estaré perdida o la ansiedad de bajarme en la siguiente estación, realmente admiro mucho la capacidad del ser humano para adaptarse a lugares ajenos y ahora es mi caso en Berlín. Además que conocido muchos lugares famosos que muchas veces busqué en internet y verlos en vida real sin duda alguna una de las experiencias más asombrosas de mi vida, por ejemplo ir a Potsdam y ver el majestuoso Schloss Sanssouci, no saben cuantas veces dije “quiero ir ahí” y ahora decir “yo estuve ahí”, gratificante sin duda alguna. Ver la famosa Puerta de Brandeburgo, la famosa Alexanderplatz y demás lugares que creo han sido muy buenos conocer para cualquier turista aquí en Berlín. Ademas de poder bailar un poco del baile típico de Costa Rica en Alemania, se me iba a explotar el corazón de orgullo y felicidad, simplemente de esas cosas que uno disfruta a más no poder.

El trabajo con los jóvenes me ha ayudado a entender el porqué estoy aquí, amo ayudarles, cocinarles y ser una persona con quien puedan hablar. Es maravilloso ver como me ayudan con el idioma porque si bien es cierto tengo ciertos conocimientos en el idioma pero no los suficientes para hablarlo y me genera cierto temor la equivocación y ellos con su amabilidad me ayudan a aprender cada día más y eso me parece genial.

Actualmente trabajo en un proyecto que es para enseñar inglés de diversas maneras ya que los seres humanos todos somos diferentes así que en este proyecto se incluye las inteligencias multiples, lo cual me parece fundamental para las edades con las que trabajamos (jóvenes) ya que tienen gran capacidad de adsorber objetivos. Esto ha hecho que mi motivación sea alta ya que si bien es cierto amo enseñar y estoy completamente segura que nací para ello, entonces quiero aplicar mi talento con estos jóvenes.

Creo que este año ha sido para poner a prueba mis habilidades y mi capacidad de adaptación, me he visto triste un día y he visto como sale el sol al otro. He visto necesidades de personas poco notables y he visto la manera de como ayudarles. Entonces he de decir que Dios más que cumplir un sueño de Cristel; la envió para ayudar a los demás, como dicen “matando dos pájaros con una sola piedra”, doy gracias infinitas por esta gran oportunidad y ahora veo que sí son necesario los momentos de crisis y de choque cultural para poder ver surgir lo maravilloso que es el después de pasar estas, ver cómo los procesos nos hacen florecer y crecer, como nos hacen mejores personas y nos cambian la perspectiva de ver la vida.

68 views0 comments

Recent Posts

See All