Search
  • Nele

Nuestra finca de café en la "Zona de los Santos"

Para nosotros, en Alemania, el café es algo natural; nos despierta y sabe bien. En Costa Rica, el café tiene un papel mucho más importante que el de ser una simple bebida para despertarse.


El café es uno de los productos de exportación más valiosos de Costa Rica y, por tanto, genera unos ingresos elevados. Así, el cultivo del café tiene una gran influencia en el desarrollo, la convivencia y la paz del país centroamericano. Desde el inicio de las exportaciones y la entrada de divisas, han sido posibles muchas innovaciones, como el desarrollo del sistema bancario.


En la producción, los caficultores se enfrentan a problemas que les limitan cada vez más: las consecuencias del cambio climático, pero también las plagas o las enfermedades de las plantas influyen en el precio internacional del café y en la producción. Estas incertidumbres repercuten en las condiciones sociales y laborales.


Las condiciones de trabajo en los cafetales son duras: largas horas de trabajo, apenas descansos, ausencia de atención a los niños, viviendas precarias y suministro insuficiente de agua potable y comidas. Además, la cultura local conservadora contra los extranjeros y el absentismo institucional provocan discriminación y exclusión. Las familias se ven obligadas a llevar a sus hijos al trabajo y a trabajar por salarios desproporcionados.


La actividad cafetera beneficia actualmente a unas 40.000 familias productoras en ocho regiones del país. Entre ellas se encuentra una de las zonas más importantes de cultivo de café, la Zona de los Santos, que está formada por los cantones de León Cortés, Dota y Tarrazú. León Cortés está dividido en seis barrios, entre los que se encuentra el barrio de San Andrés, con unos 1600 habitantes.


San Andrés es un distrito con pocas oportunidades de formación y educación para los jóvenes, lo que ha provocado problemas sociales, pobreza y delincuencia, y un creciente éxodo rural. Aproximadamente el 30% del café de exportación se produce en la región de Los Santos. Los pequeños propietarios locales dependen en su mayoría de las grandes empresas/cooperativas y a menudo se sienten oprimidos por ellas.


Creación de un centro educativo

Con la creación de un centro educativo en la región de León Cortés, queremos responder a los problemas locales de la producción de café creando más perspectivas de futuro para los jóvenes, ofreciendo a los pequeños propietarios una mayor independencia de los grandes productores de café, pero también concienciando sobre el tema y promoviendo un desarrollo local sostenible y viable.


Además, los jóvenes de San Andrés de León Cortés que crecen sin oportunidades educativas y de futuro deben recibir apoyo en el centro educativo.

Tampoco queremos olvidar a las mujeres, especialmente a las madres solteras, a las familias de los pequeños agricultores, a los jornaleros y a los aproximadamente 1.500 residentes de las plantaciones.


Se construirá un centro educativo en la región, que proporcionará un lugar seguro e inclusivo, libre de prejuicios. Las personas pueden participar independientemente de su origen, nacionalidad, educación y nivel social. Recibirán formación en diferentes áreas y, en función de su interés, también se les preparará para un intercambio de voluntarios entre el Sur y el Norte.


Habrá una amplia gama de oportunidades de formación y educación. También habrá talleres y formación sobre el cultivo del café y diversos temas relacionados con la actividad y la eficiencia agrícolas. Los cultivadores de café, los agricultores y los jóvenes/jornaleros recibirán más educación y formación sobre la agricultura circular ecológica y respetuosa con el medio ambiente.


También se ofrecerán cursos de idiomas e informática, así como talleres de administración, emprendimiento y profesiones técnicas. Hasta 40 personas podrán recibir formación en el centro educativo. Muchos de los beneficiarios del proyecto se ven obligados a llevar a sus hijos, por lo que habrá una sala familiar y dos salas multifuncionales.


En el centro educativo se impartirán cursos de formación mensuales de varios días de duración para los diferentes grupos destinatarios, por ejemplo, sobre temas como el cultivo eficiente de café y frutas sobre una base ecológica, la comercialización y la exportación de su propio café.



El proyecto está coordinado y supervisado por nuestro socio Asociación Visioneers Costa Rica. Está cofinanciado por donaciones y lo mejor es que pronto se podrá incluso visitar la finca.



¿Quiere apoyar nuestro trabajo?

Siempre estamos encantados de recibir donaciones.

Los datos de nuestra cuenta:

VISIONEERS e. V.

Evangelische Bank

IBAN: DE68 5206 0410 0005 0296 86

BIC: GENODEF1EK1

Asunto: Nombre y dirección para el recibo de la donación

1 view0 comments

Recent Posts

See All