• Hanna Rautenberg

Tortuga Lora

Updated: Apr 6


Cuando pensaba en las tortugas marinas, automáticamente pensaba en coloridos arrecifes de coral, peces y en unbagua azul turquesa. Sin embargo, en los últimos años, esa visión se ha visto desgraciadamente alterada. Debido al plástico que hay en los océanos, a la caza por la carne, los caparazones o los huevos de las tortugas y a las enormes redes de pesca en las que los animales quedan atrapados como captura incidental, la población de tortugas marinas ha disminuido drásticamente. Las siete especies están ahora en peligro de extinción. En Playa Bandera, nuestro pequeño pueblo costarricense, ha reunido algunos voluntarios para ayudar a recuperar la población de tortugas. El objetivo principal es la "Tortuga Lora" autóctona, que desgraciadamente tiene el poco atractivo nombre de "tortuga bastarda" en alemán. A nosotras, Julina y yo, también se nos ha permitido participar en diversas actividades, como la recolección de huevos o la liberación de crías.

Para desovar, las tortugas hembras regresan en la oscuridad a la playa donde nacieron. Cavan un agujero en la arena con sus patas en forma de aleta y luego ponen entre 40 y 130 huevos, que suelen volver a cubrir con arena. La tarea de los voluntarios consiste en recoger los huevos del tamaño de una pelota de golf directamente en el momento de la puesta y sacarlos de la arena debajo de la tortuga, por así decirlo, o reconocer después, por las huellas en la arena, dónde se encuentra un nido y desenterrar los huevos. Los huevos se vuelven a enterrar en una jaula, protegidos de los humanos y los animales, y al cabo de unos 60 días nacen las primeras crías. A continuación, se liberan en la playa. Sin embargo, tienen que caminar ellos mismos los últimos metros hasta el mar para poder encontrar después "su" playa. La suelta de las crías de tortuga se convierte a menudo en un gran acontecimiento con muchos espectadores, por un lado para concienciar a la población de la protección de los mares y los animales y por otro lado, por supuesto, porque es muy bonito ver cómo las crías corren más o menos directamente hacia el agua. Una vez allí, el trabajo de los voluntarios ha terminado, pero no se sabe cuántas de las tortugas sobrevivirán y si quizás vuelvan a poner huevos.

2 views0 comments

Recent Posts

See All