Search
  • Krissia May

Una nueva aventura

Hola mi nombre

es María Laura Calderón, tengo 24 años y estoy comenzando una nueva aventura en Berlín, Alemania mediante mi voluntariado en “The coloured kids of the world”, se trata de un kinder guardería bilingüe (alemán y español) en el que voy a compartir con muchos niños, les ensenare y también aprenderé de ellos. Quisiera compartir un poco de mi experiencia en el proceso, asimismo hablaré sobre antes, durante y después de mi viaje a Alemania.

Primero que todo agradecer a mi organización Visioneers, por la oportunidad que me han brindado, por confiar y creer en mí. Debido al Covid-19, el proceso ha sido un poco lento pero muy enriquecedor en todos los aspectos, ya que me han ayudado aprendiendo el idioma y me han brindado charlas sobre experiencias de otros voluntarios en Berlín. El proceso lo empecé en septiembre del 2020 y hoy mayo del 2021, ya me encuentro en Alemania a punto de comenzar mi voluntariado.

En lo personal, siempre he querido hacer un voluntariado en otro país, pero sinceramente no pensé venirme tan lejos, y mucho menos a un lugar con un idioma tan distinto al mío, lo que se ha convertido en un reto desde el inicio, sin embargo, he aceptado el reto y me he propuesto dar todo lo mejor de mí. El idioma en específico sabía que se iba a volver un desafío para mí, por lo que desde el inicio empecé a estudiarlo, poco a poco he ido aprendiendo y sé que me falta mucho por aprender.

Considero que el proceso para el voluntariado se trata de una etapa de constancia, perseverancia y positivismo, la palabra “aprender” es lo que más harás en este proceso y eso significa ganancia para tu vida.


A partir del momento en que me encontraron un lugar donde realizar mi voluntariado todo paso muy rápido con respecto a mi viaje hacia Berlín, los directores del kinder me aceptaron, por lo que corrí a sacar mi cita en la embajada de Alemania en Costa Rica, ya que en este lugar las citas son un poco escasas, en este punto hay que ser muy rápido, recopile todos los documentos junto con Visioneers Berlin, y los lleve a la embajada para solicitar mi visa, ese mismo día me dijeron que la visa me la aceptaban y que podía regresar el día siguiente para retirarla.


En ese momento sentí muchas emociones juntas, miedo, alegría, nervios, ya que mi partida estaba más cerca, sabía que iba a dejar a mi familia y a mis amigos por un año pero también sabía que el momento de vivir una nueva experiencia se aproximaba.

Regrese el día siguiente a la embajada y ya tenían mi visa lista, ese mismo día me habían comprado el vuelo hacia Alemania, y viajaba en cuatro días, solo cuatro días!!!! Tenía que alistar mi maleta, despedirme de mis amigos y de mi familia, recopilar requisitos de entrada, entre otras cosas, esos cuatros días fueron de mucha presión y emoción.


Para entrar a Alemania me podía hacer dos pruebas, la del Covid PCR o prueba llamada Antígeno, ojo aquí!! La prueba PCR te la puedes hacer 72 horas antes de la llegada a Alemania y la prueba antígeno te la puedes hacer 48 horas antes, yo me hice la prueba antígeno, que es un poco más económica que el PCR. Asimismo, para el viaje, saque una copia del pasaporte y de la visa, también lleve conmigo el contrato sobre el voluntariado y números de teléfono de emergencia apuntados en una libreta. Por otra parte, cosas esenciales, como pastillas para algún dolor de cabeza que te pueda dar, otra prenda de ropa a la mano, un libro, o bien audífonos, algo para comer y por supuesto mascarilla, alcohol en gel y toallitas desinfectantes.


Estando en el aeropuerto las emociones eran aún más intensas, probablemente hasta podrías dudar en algún momento de hacer el viaje, pero eso es normal, debes estar seguro y positivo por la experiencia que te espera. Durante el vuelo pensaba en todo lo que me esperaba por aprender y realmente me encontraba muy ansiosa por llegar.

El siguiente día aterrice primeramente en España, no tuve que esperar mucho para el siguiente vuelo por lo que no fue tan tedioso, además en este aeropuerto todo está rotulado por lo que no te vas a perder, si en dado caso no encuentras tu próxima puerta puedes preguntar alguna persona de seguridad, esta escala es muy importante, ya sea que la hagas en España, Suiza o algún otro país, porque aquí en donde te piden tus documentos y el motivo por el que visitas Berlín, siempre se debe tener todo a la mano y responder con tranquilidad.


Llegando a Berlín, solamente recogí mi maleta y fui recibida por otra voluntaria, esta compañera me traslado al lugar que sería probablemente mi hogar durante los próximos meses, en este hogar me recibe una señora „Nana“ y su mascota „Lilly“, todo es muy acogedor y agradable. Me encontraba muy cansada del viaje, por lo que empecé alistarme para dormir.

Sinceramente la primera noche en Berlín, fue uno de los días que quedaran en mi memoria para siempre, me sentía muy extraña y ya echaba de menos mi país y a las personas que más amo en el mundo. Llegando a Alemania debes de estar 10 días en cuarentena, pero puedes interrumpirla haciéndote un test Covid a los 5 días, por lo que los primeros días estuve aislada totalmente, con mucha ansiedad e incertidumbre por lo que viviría en los próximos meses. Durante estos días aproveche para estudiar, ver mi serie favorita, leer, escuchar música y hablar con mi familia y amigos.


Ahora, el día de mañana empieza oficialmente el inicio de mi misión en Berlín. Esto fue un poco de mi experiencia, todos podemos tener experiencias distintas, pero talvez te puedas identificar con la mía, espero de corazón aprender mucho e impactar positivamente a muchas personas en este lugar.

Mucha suerte con tu proceso, y que tengas un viaje a Alemania.



39 views0 comments

Recent Posts

See All

“El show debe continuar”

Incluso en tiempos de corona y confinamiento, las escuelas están obligadas a proporcionar un sistema de educación extraordinario, aunque eso implique solamente el tener que cuidar de 4 estudiantes. Es