Search
  • Elisabeth

Una vez que empiezas, no puedes parar

Este año trajo muchos cambios en nuestras vidas, pero eso no fue suficiente para mí. Quería más. Quería viajar, conocer nuevas culturas después de graduarme en el instituto este año. Originalmente, quería hacer un año de voluntariado social en el extranjero, en Perú, pero entonces apareció el Coronavirus, así que empecé a buscar proyectos de CES (Cuerpo Europeo de Solidaridad ) en Europa.



A principios de septiembre, encontré un proyecto de corta duración en Zagreb, Croacia. Allí trabajé con otros 12 voluntarios en una ONG llamada OAZA. Después de esos dos meses, me entusiasmé y quise experimentar más intercambios, conocer gente nueva y una cultura diferente. Así que cuando volví a Alemania a principios de diciembre, me pasé todo el mes buscando otros proyectos semestrales del CES y encontré la Sociedad Búlgara Activa. Así que aquí estoy en Bulgaria, en un momento en el que todo el mundo dice que es imposible viajar.

Pero a veces tienes que hacer lo imposible para seguir tus sueños, el mío es viajar y conocer nuevas culturas.

Hasta ahora, he aprendido mucho en sólo 12 días. He aprendido a escribir el alfabeto georgiano, he aprendido diferentes danzas tradicionales, desde una sevillana española hasta una danza nupcial ucraniana. Pero también conocí la cultura búlgara, que era nueva para mí. Y en eso consiste un CES, en aprender no sólo la cultura búlgara, sino también la de los demás voluntarios. Y tuve la suerte de trabajar con voluntarios de Georgia, Ucrania, España y Francia, por lo que pude aprender muchas cosas nuevas.

Llegué el lunes y me reuní con los demás en la oficina después del almuerzo. Allí conocí a las personas con las que pasaría los dos meses siguientes por primera vez. Todo el mundo era muy amable y tenía muchas ganas de pasar los próximos dos meses con ellos.

Además, las tareas en la oficina son muy flexibles y depende de nosotros el tipo de eventos que queramos planificar. Por lo tanto, tenemos mucha libertad para perseguir nuestras visiones e ideas, algo que me encanta.



Lo bueno de la ABS (Sociedad Búlgara Activa) es que hacen muchos proyectos con los locales, como un club de chat, eventos de limpieza, etc. Así podrá conocer a los lugareños y saber más sobre cómo vive la gente aquí. Eso es algo que no tienes cuando sólo viajas a un país durante quince días. Esta es una de las muchas razones por las que no puedo sino recomendar el programa del Cuerpo Europeo de Solidaridad a todo el mundo.

El primer fin de semana estuvimos en Kartala, que fue increíble. No creo haber visto tanta nieve en 10 años. Fue mágico.

El fin de semana pasado estuvimos en Sofía y lo pasamos muy bien. La ciudad tiene su propio encanto. Creo que lo que más me gusta es que todas las diferentes religiones conviven pacíficamente. Hay una plaza en la que se encuentran una mezquita, una sinagoga y una iglesia, lo que demuestra la diversidad y la riqueza cultural de la ciudad y del país.



Este artículo ha sido escrito por Elisabeth Röbisch como parte de su proyecto personal en la Sociedad Búlgara Activa. Participa en el proyecto ESC: European Skills and Competencies, cofinanciado por la Agencia Nacional Búlgara del programa Erasmus+ Human Resource Development Center.


Los jóvenes interesados en realizar un voluntariado en la Sociedad Búlgara Activa durante 2 o 3 meses pueden solicitarlo: ntepass@visioneers.io.

3 views0 comments

Recent Posts

See All